miércoles, 5 de abril de 2017

Frente Amplio: fuerza auxiliar de la gran burguesía

Editorial N°6

FRENTE AMPLIO: FUERZA AUXILIAR DE LA GRAN BURGUESÍA


Giorgo Jackson (Diputado), Jorge Sharp (Alcalde de
Valparaíso) y Gabriel Boric (Diputado).
En las últimas semanas por doquier se han lanzado candidatos presidenciales. El Frente Amplio (FA) no se queda atrás, contendiendo con Piñera, Guillier y Lagos entre otros.

 El FA, coalición de más de doce Partidos, trata de erigirse como la alternativa frente a lo que llaman el “duopolio” de la Nueva Mayoría y Chile Vamos. En el movimiento estudiantil tienen una importante presencia, dirigiendo la CONFECH y siendo sus dos principales figuras, Jackson y Boric, ex-dirigentes universitarios.

Así, el FA, que no se define ni de izquierda ni de derecha sino “ciudadano”, apunta a conquistar puestos en el viejo Estado, principalmente en el ejecutivo. Quieren “devolver el quehacer político a la gente, a los movimientos sociales” y construir un “programa de gobierno radicalmente democrático y participativo”.

¿Qué hay detrás de estos discursos? Solo la negación del carácter de clase de este Estado, el engaño de que bajo este orden es posible un gobierno del pueblo.

El viejo Estado es una máquina al servicio de la gran burguesía y los terratenientes para oprimir al pueblo. Olvidar esto significa prolongar su agonía, con la corporativización a los movimientos de masas, generando la ilusión de que el Estado es una corporación donde “todos participamos”.

Gabriel Boric con Pablo Iglesias del "Podemos" español.
De esta forma, son una fuerza auxiliar del viejo Estado que, por su deslegitimación ante el pueblo, necesita de “caras nuevas” para mantenerse. Un ejemplo de un proyecto similar al del FA es el Partido de los Trabajadores en Brasil, ya aplastado por la lucha de clases.

Especial importancia tiene su llamado a evitar a toda costa que sea electo Piñera (representante de la gran burguesía compradora), junto con el oportunismo y el revisionismo de toda calaña, argumentando que ha prometido eliminar la beca de gratuidad, entre otras cosas.

Esto no es más que una campaña en cubierto para legitimar desesperadamente la farsa electoral. Con ello tratan de sembrar el terror ante un nuevo gobierno de Piñera, para así llamar a votar por sus candidatos, reviviendo la podrida tesis del “mal menor”.

El problema no está entre una u otra coalición en el gobierno. No se trata de la contradicción entre “neoliberalismo y democracia”, como cacarean el falso PC y el FA para justificar su oportunismo y su cretinismo parlamentario, sino entre revolución y contrarrevolución.

La principal lección concluida por Marx sobre la Comuna de Paris es que que al pueblo no le sirven simples cambios de gobierno, que nada útil obtendrá de participar del viejo Estado, sino que la tarea es destruir la vieja maquinaria estatal de la burguesía y construir la del proletariado.

Boric y Jackson con las diputadas del falso PC, Kariola y Vallejos 
Así también lo demuestra la lucha por la educación gratuita. Gracias a las combativas protestas del 2011 en adelante, el pueblo comprendió la justeza de esta demanda y el viejo Estado se vio obligado a dar la beca de gratuidad, como una concesión parcial. La garantía de esto no ha sido la “incidencia” en el parlamento, ni la buena voluntad del gobierno, sino la protesta popular, la violencia revolucionaria, ante la cual el viejo Estado tiembla. Las masas no dependen de un gobierno u otro, sino de sus propias fuerzas para conquistar sus reivindicaciones.

Es necesario que desenmascaremos a estas fuerzas auxiliares del viejo Estado, a la vez que seguimos luchando por las reivindicaciones del pueblo en función de la conquista del poder.

No debemos caer en su engaño del “mal menor”. Ante la política burguesa y pequeño burguesa electoreras, debemos enarbolar la política independiente del proletariado y poner el boicot electoral a la orden del día.


2 comentarios:

Sergio Medina dijo...

quién será este autor? parece un gran revolucionario de tomo y lomo, hasta cita a Marx, vaya, se olvidó que el mismo hablo de materialismo histórico y dialectico y que en base a eso se hace una táctica y una estarégia... pues bien, no todos somos marxistas leninistas en en el FA, pero habemos muchos y hay otros que sin serlo aplican de una u otra manera sus enseñanzas en la practica y no sólo en teoría como algunos.

Habrá escuchado hablar el autor de los paises bolivarianos que de una u otra manera manejan el "socialismo del siglo XXI"? me da la impresión que no, tampoco se ha enterado que en esos paises los más humildes han obtenido beneficos como nunca antes.

Pues sin querer copiarlos, somos muchos los que nos inspiramos de ellos, cada uno con su propia realidad e historia, evaluando con las fuerzas en presencia de lo que se es capáz de hacer o no.

Nosotros nos planteamos luchar a fondo contra el neoliberalismo, junto a los movimientos de masa, algunos de estos incluso ya son miembros del FA y hemos tomado como nuestro el proyecto del movimiento NO + AFP.

Lo dejo por aquí por ahora pues estoy algo cansado.

ferp dijo...

Hola, disculpa la demora en la respuesta, estamos un poco atareados.
Lenin, en "El Estado y la Revolución" plantea: "La esencia de la cuestión radica en si se mantiene la vieja máquina estatal (enlazada por miles de hilos a la burguesía y empapada hasta el tuétano de rutina y de inercia) o si se la destruye, sustituyéndola por otra nueva. La revolución debe consistir no en que la nueva clase mande y gobierne con ayuda de la vieja máquina del Estado, sino en que destruya esta máquina y mande, gobierne con ayuda de otra nueva: esta idea fundamental del marxismo se esfuma en Kautsky, o bien Kautsky no la ha entendido en absoluto"
El "socialismo del siglo XXI" no ha estado ni cerca de cumplir esta tarea fundamental, planteada por Lenin. Es más, esta corriente revive las tesis oportunistas de Kautsky y cía, ya aplastadas por Lenin. Lo que hoy hacen es prolongar la agonía del viejo Estado y contener la lucha de clases, y así lo demuestra el descontento actual de la masa en países como Ecuador, Bolivia, etc. y el papel que cumplen los supuestos gobiernos "socialistas".
En fin, la tarea de los marxistas no creemos que sea simplemente hacer retroceder el "neoliberalismo", sino luchar por la conquista del poder por parte del pueblo.
Es por esto que es necesario estudiar y propagandizar el ejemplo de las guerras populares en el mundo que, cumpliendo con la tarea de destruir el viejo Estado, planteada por Lenin, construyen el nuevo poder al servicio del pueblo en India, Perú y otros países.
Saludos.